CAMPESINO CONTRA EMP. ALEMANA
Saúl Luciano Lliuya denuncia que la empresa alemana RWE provoca el deshielo de los glaciares e inundaciones. Foto por: Reuters

El movimiento ecologista Unión del Medio Ambiente de Alemania, a través de Canto Vivo, hace llegar su solidaridad con el hermano campesino peruano Saúl Luciano Lliuya quien, como si fuera el legendario David, se está enfrentando a Goliat representado por la empresa energética alemana RWE.

La Unión del Medio Ambiente de Alemania, al expresar su solidaridad también apoya su justa demanda planteada ante Tribunal Supremo Regional de Hamm (Alemania).

Los activistas alemanes, manifiestan: “Esa lucha desigual refleja la lucha, que en diversos lugares del mundo, libra el pueblo en defensa de sus derechos, como en este caso, que es la defensa de un habitante de los Andes peruanos a favor de su comunidad campesina que está siendo afectada por la emisión de gases de efecto invernadero que emite la actividad de RWE y que tiene su cuota en el deshielo de los glaciares del valle donde vive Lliuya y su comunidad campesina. La exigencia del hermano campesino es justa porque es a favor de la vida, no solo de un solitario habitante de los Andes, sino de toda la humanidad que está siendo afectada por el incontrolable uso masivo de los combustibles fósiles que han provocado el cambio climático. La lucha de Saúl Luciano Lliuya debe ser apoyada por haberse convertido en una batalla desigual que busca la justicia climática”, concluye el manifiesto de la Unión del Medio Ambiente de Alemania.

Cabe precisar que, tan singular noticia, ha merecido espacios en la prensa alemana debido a que un tribunal alemán ha admitido a trámite la demanda del campesino peruano de la región de Áncash contra el gigante energético RWE. El campesino, Saul Luciano Lliuya, exige a la compañía alemana unos 17.000 euros para proteger su municipio del deshielo de sus glaciares y las inundaciones, cada vez más frecuentes también por el calentamiento global. El Alto Tribunal Regional de Hamm ha considerado que, aunque se obedezca la ley, se es responsable por los daños a la propiedad.

La empresa alemana RWE es responsable de un 0.5% de las emisiones de dióxido de carbono desde el comienzo de la industrialización.

Por su parte la empresa alemana ha dicho no entender por qué se le culpa a ella de manera individual por dichos hechos.

Anuncios