COP23: Ecologistas advierten sobre calamitosa situación de refugiados climáticos

Massa Kone - Malí
Massa Kone, joven activista de Mali (África), defendió ardorosamente los derechos de los refugiados climáticos. Foto: Canto Vivo.

La conferencia de las Naciones Unidas sobre el cambio climático 2017 (COP23) se inició ayer en Bonn (Alemania) con el objetivo de que las naciones impulsen ambiciosamente la acción climática para hacer frente al cambio climático.

La conferencia, presidida por Frank Bainimarama, Primer Ministro de Fiji, tiene como fondo los eventos meteorológicos extremos que han devastado la vida de millones de personas en lugares como Asia, América y el Caribe.

El sufrimiento humano causado por la intensificación de huracanes, incendios forestales, sequías, inundaciones y amenazas a la seguridad alimentaria provocados por el cambio climático son la señal de que no hay tiempo que perder, y así lo han considerado los movimientos ambientalistas que también han llegado a Bonn.

Dondequiera que vivamos, todos estamos en peligro porque somos vulnerables a los cambios extremos del clima, por ello debemos actuar. Y esta es la preocupación que han recogido un sinnúmero de organizaciones de la sociedad civil presentes en Bonn.

Paralelamente a la reunión de los altos funcionarios de todos los países del mundo en la COP23, los movimientos ambientalistas, hoy día han puesto en agenda la situación de los derechos de la migración climática, es decir los derechos de los refugiados climáticos. Particularmente las delegaciones africanas han señalado con énfasis que “Todo lugar es nuestro lugar”, debido a que los países europeos han cerrado sus fronteras a quienes huyen de los desastres llamados naturales. Cabe señalar que los cambios extremos del clima han obligado a abandonar sus casas a 23 millones y medio de personas en el 2016, mientras que, en los primeros nueve meses del 2017, las sequías han obligado a moverse a cerca de dos millones de ciudadanos y familias.

El asunto de los refugiados climáticos no figura en la agenda de la COP23, pero gravitará como una espada de Damocles sobre sus debates. ¿Cómo afrontar el problema de los desplazados climáticos, esas poblaciones empujadas a abandonar sus hogares a causa de la intensificación de los temporales, las sequías u otros fenómenos climáticos devastadores, como la subida del nivel del mar?

Al respecto, Massa Koni, joven maliense dijo: “Todo el mundo debe ser de todo el mundo. ¿Por qué no ir  a cualquier lugar si todo lugar es nuestro? No puede ser que la gente huya de la guerra y de las inundaciones, huracanes y sequías para caer en países que nos reciben con xenofobia e incremento del nazismo”. Así se refirió a la actitud de los países europeos, principalmente a Alemania donde los neo nazis han resurgido peligrosamente.

Todas las numerosas delegaciones de activistas ambientalistas el sábado 11 se movilizarán por la calles de Bonn en una demostración de condena a la actitud de los gobernantes y empresas que adoptan resoluciones que mañana no las van a implementar en sus países. Jesús Véliz Ramos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s