xsw
En Bonn multitudinarias manifiestaciones se realizan durante todos los días para apoyar el medioambiente.

Mientras en algunas regiones de América Latina, desbordamiento de los ríos, las lluvias y los deslaves golpean a la población y causan su evacuación y desplazamiento, en otras, los largos periodos de sequía dejan a la gente sin alimentos y pone en peligro la economía de los países principalmente pobres.

Si todo ello ocurre en nuestro continente, esta mañana, lunes 6 de noviembre, se dio inicio a la Apertura del período de sesiones de la Cumbre del Clima (COP23) en la ciudad de Bonn (Alemania).

El primer personaje en hacer uso de la palabra fue Saladine Mezouar, Presidente de la COP22, seguidamente lo hizo Frank Bainimarama, Presidente designado de la COP23. De igual manera la Sra. Bárbara Hendrick, Ministra de Medio Ambiente, conservación de la Naturaleza, Edificación y Seguridad Nuclear de la República Federal de Alemania, dio la bienvenida a todas las personalidades presentes.

Los organizadores de la Cumbre esperan que, siendo la solidaridad el lema de esta conferencia de la ONU sobre el cambio climático, el acuerdo y el apoyo de todos los países del mundo para enfrentar los desafíos que plantea la protección de nuestro clima y nuestro medioambiente, sea posible.

En la ciudad de Bonn, hay una asistencia oficial de cerca de 26 mil personas a la conferencia, entre los cuales se cuentan alrededor de 500 representantes de Organizaciones No Gubernamentales de todo el mundo, más de mil periodistas, y representantes de la política internacional.

Por otra parte, las protestas de organizaciones ambientalistas están a la orden del día. El sábado pasado más de 30 mil manifestantes recorrieron las calles de Bonn demandando el fin del uso de los combustibles fósiles para ser reemplazados por la energía renovable. De igual manera la condena a la política ambiental de los Estados Unidos de Norteamérica ha sido motivo de expresión gráfica en miles de pancartas de los manifestantes.

Se espera para más tarde otras manifestaciones de protesta de los miles de activistas que siguen llegando a Bonn. Una de las mayores concentraciones de presión y protesta se espera para el próximo día sábado 11 convocada por la Alianza Nacional “Día Mundial de la Acción Climática”.

Anuncios