BONNAyer sábado 4 de noviembre durante varias horas de la mañana miles de manifestantes, de diferentes países, tomaron las calles de Bonn para condenar el uso de combustibles fósiles, entre ellos el carbón, en el marco de la COP 23.

Vistosas pancartas con lemas como “Revolution Not Pollution”, “Frack Off Our Land” y “Trump: genocida climático”, eran llevadas por los casi 30 mil manifestantes que exigieron el cierre de una central térmica y el fin del uso del carbón.

La protesta estuvo centrada en señalar que la mitad más contaminante de todas las centrales térmicas de Alemania deben ser cerradas lo más pronto posible porque no puede existir la protección del clima si no se abandona el uso del carbón. De igual manera exigió al futuro Gobierno alemán que aplique de forma inmediata el Acuerdo de París.ZXCHasta la fecha, esta manifestación es la más numerosa que se ha celebrado en Bonn con motivo de la Cumbre del Clima.

A esta Conferencia del Clima, llamada COP23 que comienza oficialmente mañana lunes 6 de noviembre en Bonn van llegando miles de personas, procedentes de todos los países del mundo con la finalidad impulsar la lucha contra el cambio climático y sus consecuencias.

Anuncios