¿Qué relación existe entre la nueva ola de huracanes y el cambio climático?

HURACAN IRMA-LA HABANA STBRE-2017-B

Cuando la naturaleza se expresa, y vemos que los huracanes se hacen cada vez más consecuentes, muchos reflexionamos y nos preguntamos si algo de esto tiene que ver con el daño que le hacemos al ambiente.

Los climatólogos no se atreven aún a establecer la relación causa-efecto, pero sí parece claro que la mano del hombre está ayudando a que estos fenómenos sean cada vez más destructivos.

El huracán Harvey y el huracán Irma han causado una enorme devastación y es más que probable que estemos ante los más costosos desastres naturales en la historia de los Estados Unidos.

¿A qué se debe este aumento de catástrofes naturales en la zona? ¿Tienen algo que ver, realmente, con el cambio climático?

La respuesta a la pregunta del papel del cambio climático en la generación de huracanes no es fácil. Al menos no es fácil establecer una causalidad directa. Inevitablemente, el cambio climático, el fenómeno creado por el hombre, se postula como la razón que ha causado el huracán Harvey. Pero aunque parezca obvio, dados los estudios sobre las consecuencias, hay algunas cosas que no podemos afirmar tan sencillamente. No. No podemos asegurar que el cambio climático ha causado este desastre natural, porque no es tan sencillo. Nadie puede establecer con plena confianza que esta relación exacta de causa y efecto existe, y ningún climatólogo serio lo va a hacer.

Los huracanes han estado ocurriendo desde que la tierra ha tenido cantidades significativas de agua. Aunque el proceso aún no se entiende completamente, básicamente se forman cuando algunos tipos específicos de corrientes de viento se unen alrededor de zonas de agua oceánica caliente localizadas cerca del ecuador. Los huracanes como Harvey cogen fuerza sobre el agua tibia y pierden fuerza cuando se deslizan sobre tierra fría y seca. Hay más factores que esos, pero esos son los conceptos básicos. Es decir, aunque la humanidad no hubiera estado cambiando el clima, los huracanes todavía estarían ocurriendo hoy. Sí es verdad que los cambios en las corrientes podrían facilitar comportamientos del clima totalmente inesperados, inestables e impredecibles, pero puede que no alcancemos a evaluarlo hasta que no sea demasiado tarde.

El cambio climático está drenando la tierra de agua

Tampoco podemos asegurar que los huracanes sean o no más frecuentes como resultado del cambio climático. Instintivamente, todo indica que parece ser el caso. Al final, es el dióxido de carbono que estamos bombeando a la atmósfera el que está directamente ligado a las aguas superficiales oceánicas más cálidas, que son como hemos visto la principal fuente de “combustible” de los huracanes, por lo que la relación parece sencilla: las aguas más cálidas conducirían a más huracanes. Pero lo cierto es que no hay pruebas sólidas en la comunidad científica que aseguren que es esto lo que estamos viendo y viviendo. Muchos estudios multidisciplinares han buscado la conexión sin poderla probar.

Pero por otra parte, sí podemos asegurar que la acción humana sí ha hecho que los efectos deHarvey (o de Irma después) sean mucho peores y más perjudiciales de lo que habrían sido de otra manera. Es fácil ver que el nivel del mar en todo el mundo está aumentando y además, más rápido alrededor del Golfo de México y la Florida que casi cualquier parte de la Tierra. Gracias a una combinación de cantidades sin precedentes de hielo de continentes que cae en el mar y a la expansión de los océanos por el calor no hay duda de que el cambio climático está drenando la tierra de agua aumentando las cantidades de los océanos.

Esto afecta a las mareas de tormenta del huracán. Estos tienen presiones extremadamente bajas, y cuando aparecen sobre el agua el nivel del mar sube. Si el nivel del mar ya es mucho mayor de lo que debería ser de por sí, esta oleada de tormenta va a ser mucho peor. Harvey, por ejemplo, era ya histórico en su capacidad pero es que algunos expertos lo describieron como un tsunami llegando en medio de un huracán. Esta marea de tormenta de 3,7 metros de altura ha sido devastadora pero han sido sus precipitaciones las que han roto todo tipo de registros.

Por pura casualidad, Harvey pasó la mayor parte del tiempo estancado sobre la ciudad de Houston, que está construida sobre una zona en plano. Se han desatado unos 86 billones de litros sobre ella. Cerca de tres veces más de lo que cayó durante la totalidad del huracán Katrina. Y por pura física, el cambio climático fue responsable de que fuera peor de lo que debería haber sido.

Según explica el climatólogo Michael Mann en un post de Facebook, el aire más cálido contiene más humedad que el aire más frío y, finalmente, toda esa humedad cae como lluvia. “Hay un aumento de aproximadamente un 3% en el contenido medio de humedad atmosférica para cada 0.5° C de calentamiento”, calcula Mann citando una fórmula conocida como la ecuación Clausius-Clapeyron. “Las temperaturas de la superficie del mar en el área donde Harvey se intensificó fueron 0.5-1° C más cálidas que las temperaturas promedio actuales, lo que se traduce en temperaturas de 1-1.5° C más altas que las promedio de hace unas décadas. Eso significa un 3-5% más de humedad en la atmósfera”.

Por esta razón ha habido un récord en la cantidad de lluvia en el huracán Harvey. Por supuesto hay muchos otros puntos más ambiguos relacionados con el cambio climático que apuntan con toda seguridad como motores y podrían aplicarse pero por lo pronto esto es lo que sabemos y podemos demostrar por ahora. Los modelos informáticos sugieren que el número total de ciclones podría incluso disminuir en un clima de calentamiento, pero los que se forman serán mucho más destructivos, particularmente en los márgenes de los trópicos en el Atlántico y el Pacífico. Las inundaciones costeras empeorarán a medida que el nivel del mar suba, gracias a la desintegración de las capas de hielo y un fenómeno conocido como expansión térmica.

El cambio climático hace a estos huracanes más peligrosos aunque es difícil de cuantificar y mucho más el porcentaje de Harvey que fue un resultado directo de la actividad humana. Está claro que a medida que empeora el cambio climático los huracanes se volverán más poderosos. CNN

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s