zzxd45El miércoles 2 de agosto próximo pasado, el mundo entró en deuda ecológica debido a que la humanidad consumió todos los recursos -que nos brindaba el planeta para el presente año- más rápidamente de lo que los ecosistemas tardan en regenerarlos para un año entero. Este fenómeno no solo se debe a la incesante y dispendiosa demanda de la humanidad, sino también es la secuela de la consiguiente pérdida de biodiversidad, sequías, deforestación, erosión del suelo, escasez de agua potable, aumento de CO2 en la atmósfera, etc. 

Ese 2 de agosto, al traspasar el límite ecológico, hemos marcado el punto crítico que, en relación a los últimos días de setiembre del 2000, resulta casi 2 meses de adelanto en acabar nuestros recursos anuales. Por ello, la organización Global Footprint Network considera que desde 2013 necesitamos de 1,7 de planetas Tierra para hacer sostenible nuestro consumo.

Felizmente, muy a pesar de la renuncia de EE.UU. al Acuerdo de Paris -efectivizada el 4 de agosto pasado ante la ONU- muchas ciudades, estados y grandes compañías estadounidenses están aumentando sus compromisos a favor del clima. Así también, China -cuya huella ecológica es la más grande del mundo- construirá una “Civilización Ecológica” de acuerdo al plan de 5 años del gobierno actual.

Hay, pues, indicios que tranquilizan y que indican que, el propósito de retrasar la fecha del día límite ecológico, es posible si logramos las metas de los acuerdos de Cambio Climático de Paris, es decir, la humanidad debe abandonar la economía basada en combustibles fósiles antes de 2050. jvr

Anuncios