zxaLa Cámara de Diputados de la provincia de Entre Ríos aprobó por unanimidad durante la noche del martes 25 de abril la ley que prohíbe la técnica de fracturación hidráulica, conocida como fracking, en toda su extensión.

Con esta iniciativa, la provincia es la primera en el país a convertirse definitivamente en territorio libre de fracking.

La fracturación hidráulica es una técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo.Consiste en la perforación de un pozo, entubado y cementado, a más de 2500 metros de profundidad, en el cual se inyecta agua a alta presión para fracturar la roca y llegar al pozo, en la sección deseada de la formación contenedora del hidrocarburo.

Según los especialistas, el fracking genera un alto impacto medioambiental que incluye la contaminación de acuíferos, elevado consumo de agua, contaminación de la atmósfera y migración de los gases y productos químicos utilizados hacia la superficie. Pero además señalan que ha producido casos de incremento en la actividad sísmica, la mayoría asociados con la inyección profunda de fluidos.

Esta inyección de agua, por ejemplo, en EE.UU generó movimientos sísmicos, desplazamientos de placas geológicas, y hasta terremotos que perfectamente puede tirar abajo una casa.

Entre Ríos, pionera
La medida se tomó en un momento clave de la actividad minera: no solo por la posible práctica del fracking en el yacimiento de neuquino de Vaca Muerta, sino también porque las mineras decidieron adherir a estándares internacionales de calidad a partir de los tres derrames producidos por la canadiense Barrick en el país.

El tema llegó a la legislatura provincial luego de que las acciones de las asambleas ambientales nucleadas en el Foro Regional contra el Fracking lograran que más de 30 concejos deliberantes establecieran la prohibición en sus localidades.

La sesión llenó la sala de la Cámara de Representantes y la aprobación fue recibida con aplausos por los representantes de movimientos anti-fracking presentes. El despacho cuenta con la firma de diez diputados.

“Si queremos evitar los efectos más devastadores del cambio climático, que se están haciendo evidentes tanto en Argentina como en toda la región, con inéditas inundaciones, tenemos que detener cualquier tipo de inversión en combustibles fósiles y llevar a cabo definitivamente una transición hacia una matriz energética 100% renovable”, concluyó Juan Pablo Olsson, integrante de Argentina sin Fracking.

“Esta aprobación debe ser un estímulo para una lucha mucho mayor, a nivel nacional y con el acompañamiento de otros países hermanos como Brasil, donde se ha prohibido el fracking en más de 300 ciudades, Uruguay, donde ya se prohibió en cinco departamentos, Chile, Paraguay, Bolivia, Colombia, México y otros”, concluyó el ambientalista. Nodal

Anuncios