MEDIO AMBIENTE

Doly Príncipe: Siempre marcando la diferencia

Deja un comentario

P1030280

Doly Príncipe durante Congreso de Ambientalistas en Gelsenkirchen-Alemania

Canciones con alma

Doly Príncipe es…diferente. O al menos no es fácil encontrar a alguien con quien compararla.

Y es que tradicionalmente la mayoría de las cantantes peruanas  buscan, como característica, la fuerza en la interpretación de sus temas.

Pero, Doly, quizás buscando la intensidad logra enriquecer más el lenguaje de la misma música. Esa característica natural hace que su voz fluya musicalmente mejor, convirtiéndola en un instrumento más melodioso.

Ese debe ser el factor por el cual se ha convertido en una de las cantantes preferidas por un respetable sector del público que gusta de la llamada música latinoamericana y también del canto más tradicional peruano.

En su faceta de cantante en solitario, luego de una buena experiencia con Mónica Cuadra con quien conformó el dúo Wayra, logró un espacio singular que la llevó a grabar en Bolivia acompañada de excelentes músicos que por su profesionalismo no se hubieran aventurado a acompañarla si no sabían que es buena.

Pero, además, Doly no se quedó con el trabajo de amalgamar su voz con la música de los países vecinos.

Ya de regreso a Perú, su espíritu inquieto la condujo hacia el campo de la investigación. Es así como comenzó a explorar, animada por su espíritu juvenil, un campo añejo. Ese fue un ejercicio de recuperación de viejas melodías del yaraví tradicional y a la vez de recopilación de hermosos poemas de  autores peruanos. En su afán de revitalizar ese género musical del pasado, que es el testimonio de una idiosincrasia determinada,  se dio el trabajo y la satisfacción de traernos  a la memoria las melodías más románticas, ligadas a las nostalgias del amor distante o perdido. Esta es, pues, una hermosa prueba de un deseo realizado y de una inquietud enriquecedora.

El “triste” (que sentó sus reales en gran parte de la sierra norte del Perú) y la “muliza” (arraigada en Junín y Cerro de Pasco), que están emparentados con el yaraví, forman parte de la investigación y difusión de Doly quien refiere que existe también  la tradición del yaraví en Quito (Ecuador), un tanto menos en Bolivia, pero más en el noreste argentino.

Y así, Doly Príncipe, huanuqueña (para mayor señal: de Huacaybamba), profesora, investigadora y singular cantante sumó a sus preocupaciones, una más: el medio  ambiente.

Fundadora en 1994, conjuntamente con Nelly Munguía, del colectivo ecologista Canto Vivo, asumió resueltamente su responsabilidad para con la vida participando activamente en la búsqueda del “vivir bien” que no es “vivir mejor” que implica que muchos vivan peor.

Por ello, Doly, siempre enfatiza: “‘Vivir bien’  es buscar permanentemente el equilibrio entre hombre y mujer, entre ser humano y naturaleza.  Y no sólo es, pues, la armonía entre los humanos, sino con las energías de la Tierra, del Sol, de las montañas, de las aguas, de las selvas y con Dios”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s