x70 familias se resisten a ser desplazadas por el megaproyecto chino Toromocho, que explota 1,526 millones de toneladas de cobre, molibdeno y plata en los andes peruanos. La minera realiza explosiones en el cerro contiguo a la ciudad y provoca desprendimiento de piedras que caen sobre las viviendas.

La roca era más grande que una camioneta y venía a toda velocidad a aplastar su carpintería. Máximo Díaz se considera con suerte divina: la piedra se desvió al chocar con una berma y terminó a un costado de la carretera. http://goo.gl/syDdcQ

Anuncios