xTal vez las terribles consecuencias del cambio climático aún no han causado enormes catástrofes en nuestra región y país. Tal vez la devastación climática no nos ha tocado con toda su furia. Tal vez, por suerte, la violencia no es la misma como ocurre en otros lugares del planeta. Tal vez el deshielo de los polos no nos afecta tanto porque nos imaginamos estar muy lejos de ellos. Tal vez los tifones, inundaciones de ciudades y sequías eternas, no nos causan sufrimientos porque creemos que son fenómenos que solo ocurren en otros países. Tal vez pensamos que las catástrofes, como efecto del calentamiento global, solo suceden en los países más pobres y que nosotros estamos vacunados contra el cambio climático.

Si por error pensamos que Perú está ubicado en un lugar privilegiado, y por ello ocurren catástrofes “naturales” en menor grado, no significa que el cambio climático no esté presente y que no estemos padeciendo algunas de sus consecuencias.

Comprobada la existencia del cambio climático los líderes mundiales se han comprometido a reducir, en sus países, las emisiones de gases de efecto invernadero. Pero, cada vez hay menos tiempo para cambiar el modelo económico por otro que haga uso más racional de los recursos naturales, conservando equilibrios que son básicos para la vida.

Teniendo la solución tecnológica, que nos ayudaría a hacer el cambio de paradigma económico, urge asumir el enorme reto y adoptar políticas basadas en la utilización de energías limpias y renovables. Jesús Véliz Ramos

Anuncios