Campesina peruana Máxima Acuña recibe el Premio Goldman por defensa del ambiente

xxMáxima Acuña de Chaupe, la menuda campesina cajamarquina que se agigantó en defensa de su tierra y se negó a venderla a la sociedad minera Newmont-Buenaventura, porque se dio cuenta de que el dinero se acaba pero que la tierra y el agua le sobrevivirán a ella y a sus descendientes, es hoy una de los 6 héroes medioambientales del mundo que la fundación norteamericana Goldman ha premiado este año.

El galardón le será entregado hoy en el Teatro de la Ópera de San Francisco, California. Será la tercera peruana en recibirlo después de la ecologista y virtual congresista, María Foronda, que lo recibió en 2003; y de la lideresa asháninka Ruth Buendía Mestoquiari, distinguida en 2014.

El Premio Ambiental Goldman, establecido en 1989 por los filántropos Richard y Rhoda Goldman, también les será entregado a Edward Loure, de Tanzania; Leng Ouch, de Camboya; Luis Rivera Herrera, de Puerto Rico; Destiny Watford, de Estados Unidos; y Zuzana Caputova, de Eslovaquia. Ellos y Máxima permanecerán por 10 días en San Francisco y Washington. Se han previsto ruedas de prensa, entrevistas con medios de comunicación y también reuniones con líderes políticos y ambientales.

El jurado que seleccionó a Acuña consideró la exitosa defensa de su derecho a vivir en paz y de su propio terreno, ubicado junto a la Laguna Azul, con lo que impide el ingreso del proyecto Conga a una cuenca importante en Cajamarca.

Todo empezó el 2011, cuando la minera le exigió que abandone el predio por ser de su propiedad, aun cuando ella mostró un documento que la reconoce como dueña de esas tierras. Desde entonces, el personal de la minera ha destruido su casa y sembríos repetidas veces, además de agredirla físicamente, con la anuencia de la Policía. Este hostigamiento es acompañado de denuncias penales. Pero a Máxima no la han podido doblegar.
Una difícil tarea en Perú
Un informe sobre criminalización y violencia en el mundo por la defensa ambiental de la prestigiosa organización Global Witness, emitido a fines del año pasado, sindica al Perú como el cuarto país en el mundo donde se producen más muertes de defensores ambientales.

Máxima Acuña viajó a los EEUU para recibir el premio acompañada de su hija Isidora y de su nieto Máximo Salvador. También la acompañó la abogada Mirtha Vásquez, de la ONG Grufides, quien la asesora en la defensa de su propiedad. Todos retornarán a Lima el 24 de abril.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s