Pese a que algunos se preocupan por la originalidad, la pregunta se repitió estos días entre los periodistas extranjeros que cubrieron la elección peruana: ¿Cómo es posible que los peruanos voten por la hija de un expresidente (dictador dijeron algunos) que está en prisión por corrupción y violaciones de derechos humanos?
No hay país fácil, pero el Perú es menos fácil que los demás. Aquí ha pasado lo que no sucede en otros lados: entre otras cosas haber sido el único país fuera de Japón que tuvo un presidente japonés. https://goo.gl/CbBPmi

Anuncios