Ecuador: estrategia de Chevron dejaría sin recursos ni defensa a 30 mil afectados

xxLos abogados de los 30 mil indígenas y campesinos de la Amazonía ecuatoriana afectados por la contaminación ambiental generada por Chevron, aseguran que no se dejarán amilanar por las acciones judiciales entabladas por la transnacional, y que más bien eso les da fuerza para acentuar en 2016 las acciones de cobro de la indemnización.

El abogado de los afectados en Estados Unidos, Steven Donziger, y Pablo Fajardo, procurador común de los indígenas, coincidieron en señalar que están enfocados en hacer que la justicia canadiense homologue la sentencia de su similar ecuatoriana, para tomar control de los activos de Chevron en ese país.
“Chevron causó en Ecuador el peor daño ambiental del mundo y la idea es hacerla pagar con los activos que tiene en Canadá, y hacia allá estamos enfocados”, indicó Donziger.

Durante 26 años (1964-1990), la compañía explotó antitécnicamente petróleo, afectando la flora, fauna, aire, agua y la salud de los miembros de 5 nacionalidades indígenas de Sucumbíos y Orellana: Cofán, Siona, Secoya, Waorani y Kichwa.

A los afectados no les amilana el fallo de la Corte de Gibraltar y no  caerán en la “trampa” de Chevron.

Al referirse a la sentencia emitida  la semana pasada por la Corte Suprema de Gibraltar en contra de uno de los aportantes a la causa de los ecuatorianos, Donziger resaltó que es “irrelevante”, pero que Chevron lo utiliza para manipular a la opinión pública y distraer los mercados y a los accionistas de sus fracasos.

Añadió que los únicos casos que importan son el de Ecuador, en donde la transnacional perdió el juicio, y en Canadá, porque allí los afectados  buscan homologar la sentencia para ejecutar el cobro de la indemnización de $ 9.500 millones, a la que fue sentenciada por el daño ambiental provocado en las provincias de Sucumbíos y Orellana.

En entrevista con EL TELÉGRAFO, Donziger se refirió a la sentencia de la Corte de Gibraltar contra Amazonia Recovery Ltd.

Esa es una compañía que Chevron asegura fue creada en Gibraltar para recibir y distribuir fondos provenientes de la “fraudulenta sentencia ecuatoriana”.

La petrolera sostiene que Amazonia Recovery Ltd. fue establecida en 2012 por Donziger, “principal abogado estadounidense detrás del juicio y sus asociados. La corte también otorgó a Chevron $ 28 millones por daños y emitió una medida judicial permanente contra Amazonia, que le prohíbe apoyar de forma alguna el caso contra Chevron”.

La compañía demandó a Amazonia en 2014. Afirmó que es un vehículo para perpetrar un esquema fraudulento. Ante esto, el abogado estadounidense puntualizó: “Lo que dice Chevron es mentira y parte del  fraude. La decisión es un ‘default’, es decir, la Corte no determinó nada sobre los méritos o argumento de Chevron ni de nuestro lado”.

Coincidió con Fajardo al señalar  que los ecuatorianos no fueron a defenderse en Gibraltar porque saben que es parte de la “trampa” de Chevron, que busca agotar a los afectados y a sus abogados en casos irrelevantes por todo el mundo.

Destacó que no se dejarán intimidar y que seguirán en su causa contra la transnacional con disciplina, como lo han hecho durante 22 años.

“Chevron entabló el juicio fuera de EE.UU. porque había una persona que vivía en Gibraltar que apoyaba la lucha de los indígenas. Pero la persona ya no viven en ese país. La sentencia fantasma es contra una compañía que ya no tiene plata ni nada que ver con el caso. Es una maniobra de Chevron”.

Por su parte, Fajardo explicó que hace tiempo, junto a abogados de la Unión de Afectados por Texaco (UDAPT), decidieron crear una estructura que dé cierta seguridad a las personas que pudiesen, de alguna forma, invertir o financiar el juicio, por lo que sugirieron que se lo haga en Gibraltar, y así ocurrió.

Sin embargo, en su afán de dejar a los afectados sin defensa y sin recursos económicos ni humanos, Chevron planteó acciones judiciales en contra de los financistas y de las personas que apoyan esta causa en cualquier parte del mundo. Inició una campaña y acciones judiciales en Gibraltar contra personas que aportan con recursos, por lo que algunos no soportaron los ataques, juicios y presiones, y se retiraron.

“Lo que ha hecho Chevron es tratar de dejar sin recursos ni defensa a los demandantes. Siguió con la acción judicial en Gibraltar luchando solo, ya que nadie ha impulsado una defensa allí, por lo que logró una sentencia favorable que es producto de la campaña agresiva de Chevron”, añadió Fajardo.

No hicieron ninguna defensa porque es un escenario poco importante y no podían invertir los pocos recursos económicos que tienen.

Además, porque sería caer en la trampa de Chevron para que no tomen la acción judicial en cortes más medulares, como el caso de Canadá, Brasil y Argentina, aclaró.
Tienen identificado que la estrategia de Chevron es llevarlos a cortes que son “improcedentes, innecesarias y sin relevancia mayor” para los afectados, para que no litiguen donde sí deben hacerlo.

Todo lo que pasó en Estados Unidos, entre ellos el caso RICO (ley federal contra la extorsión criminal y las organizaciones corruptas), iniciado en el Distrito Sur de Nueva York por la petrolera en contra de los afectados y sus abogados -según Fajardo- es también parte de esa campaña, porque son cortes muy costosas para afrontar un litigio, imposibles de solventar para los pueblos indígenas del Ecuador.

¿Qué harán en 2016 para que Chevron pague la indemnización por el daño ambiental causado?

Hay varios escenarios importantes. Abogados de los ecuatorianos consideran que en 2016, con seguridad, se emitirá la sentencia o resolución que se ventila en la Corte Constitucional Ecuatoriana, respecto al caso.

Se espera también el fallo en el Circuito de Nueva York dentro del caso RICO y el desenlace de lo que suceda en el juicio en Canadá, entre el 6 y 11 de marzo, en cuanto a la homologación de sentencia para poder cobrar la indemnización en ese país, en donde Chevron tiene activos por alrededor de $ 10 mil millones.

“Son 3 escenarios que esperamos para 2016, y posiblemente el trámite de homologación de sentencia en Brasil, para igualmente tratar de cobrar la indemnización”, señaló.

Además, seguirán denunciando al mundo el “crimen ambiental” de Chevron  y construyendo la ‘Minga por la justicia en la Amazonía’. “Hemos pasado 22 años luchando y no vamos a dejarnos sorprender ni asustar a estas alturas”, concluyó.

¿En qué se invertirán los $ 9.500 millones de la indemnización?

De concretarse el cobro, el dinero  no se repartirá entre los 30 mil afectados y sus abogados. Será administrado por un fideicomiso y se lo invertirá en 7 áreas de recuperación y remediación ambiental y humana. Según el fallo de la Corte de Sucumbíos, se destinará a remediación de suelo, $ 5.390 millones; implementación del sistema de salud de la comunidad, $ 1.400 millones; tratamiento de enfermedades de los  afectados, $ 800 millones; remediación fuentes de agua, $ 600 millones; recuperación de especies nativas,  $ 200 millones; agua potable para la comunidad, $ 150 millones; y plan de reconstrucción cultural de comunidades, $ 100 millones. (I)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s