PERÚ: CONFLICTOS MINEROS, LO QUE FUE Y LO QUE VENDRÁ

xxEnero 5, 2016
Escribe: Pablo Prado Reyes

El último reporte sobre conflictos mineros en nuestro país ha demostrado que el año 2015 fue uno de los más convulsivos al respecto teniendo casos como Tía María y Las Bambas, que dejaron penosos resultados a manos de un gobierno intransigente y con una clara incapacidad para manejar problemas advertidos, lo cual indica, que continuarán así este año.

El Observatorio de Con­flictos Mineros en el Perú (OCM) presentó su último reporte del año, dejando más que claro, que en to­dos los casos se encuentra un Esta­do que carece de estrategias, de in­tervenciones preventivas y que solo tiende a la reacción poco eficaz para resolver los temas de fondo.

Esto, sumado al comportamien­to poco transparente que muestran las empresas, incapaces de construir relaciones horizontales con las po­blaciones locales, han dado como resultado conflictos efervescentes que han dejado como saldo varias muertes que hasta el momento, han quedado impunes.

El observatorio señaló dos con­flictos mineros que marcaron este año. Tía María en la provincia de Islay en Arequipa, que se muestra como un conflicto de resistencia y rechazo. Es decir, que la población se opone al proyecto de la Southern Cooper Corporation porque ve amenazada su forma de vida, donde la actividad económica predominante es la agri­cultura. Siendo algunos otros ejem­plos; Tambogrande, Cerro Quilish y Río Blanco.

En este caso se sigue debatien­do los riesgos de contaminación de la agricultura y del canal Ensenada Mejía Mollendo, el peligro de conta­minación atmosférica con material particulado y gases, así como la de los acuíferos y del río Tambo.

Por otro lado está la región de Apurímac, la cual tiene el mayor nú­mero de concesiones mineras del país. Allí se sitúa el proyecto Las Bambas, el cual fue aceptado por la población pero debido a una serie de modificaciones irregulares de las que no fueron informados adecua­damente, ha generado un conflicto acerca de qué impactos económicos y ambientales se podrían generar.

Las Bambas es un proyecto que increíblemente no para de cambiar en su marcha, teniendo cinco modifica­ciones de su Estudio de Impacto Am­biental (EIA) en tan sólo 20 meses. Siendo el proyecto más grande en la historia de la minería del país con una inversión que bordea los 10 mil millones de dólares y que empezará su producción en 2016, sin tomar en cuenta los reclamos de la población del distrito de Challhuahuacho que es la directamente afectada.

La nota completa en su Revista Velaverde edición número 146.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s