abcdLa cifra es alarmante por cuanto Perú alcanzó una cifra histórica que va de 7 a 10 millones de hectáreas de bosques perdidos como consecuencia de la deforestación por la tala y la minería ilegal, de acuerdo a las cifras conservadoras dadas a conocer por el estatal Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre del Ministerio de Agricultura y Riego.

Según Fabiola Muñoz, directora ejecutiva del ente estatal mencionado, el Perú tiene una tasa de deforestación anual de bosques de alrededor de 110,000 hectáreas.

Informó también que el territorio peruano cuenta con un total de 70 millones de hectáreas de todo tipo de bosques, distribuidos en la Amazonía, los Andes y los bosques secos de la Costa.

Por enésima vez se tratará de enfrentar este grave problema a través de la aprobación del reglamento de la Ley Forestal y de Fauna Silvestre, que estaría aprobado a fines de diciembre próximo. Se dice que “sentaría las bases para revertir esa depredación, estableciendo reglas claras para el manejo sostenible de bosques”.

No es que se carezca de leyes y reglamentos. El problema es la falta de la decisión política que posibilite la lucha frontal contra la tala industrial indiscriminada.

A falta de todo ello, los depredadores y contaminadores, sumados a los funcionarios corruptos, tienen todo el territorio a su libre disposición.

Anuncios