m1El Congreso de la República aprobó la ratificación del Protocolo de Nagoya sobre Acceso a los Recursos Genéticos y Participación Justa y Equitativa en los Beneficios que se Deriven de su Utilización al Convenio sobre la Diversidad Biológica. De esta manera, el Perú culmina un proceso de dos años y se convertirá en uno de los primeros 50 países –y el primero de la Región Andina– que lo ratifique.

Esta aprobación es importante para las C poseedoras de conocimientos tradicionales asociados a la biodiversidad, pues podrán beneficiarse de ellos además de verlos protegidos.

Este tratado internacional fue adoptado 6 años después de que se negociara en la décima Conferencia de las Partes, celebrada en Nagoya (Japón) durante el año 2010, y ofrece mecanismos para que los usuarios de recursos genéticos, sus derivados y conocimientos tradicionales asociados cumplan con la legislación nacional del país de origen de los recursos genéticos. Es decir, el Protocolo de Nagoya es una plataforma internacional que ofrece seguridad jurídica a proveedores y usuarios de los recursos genéticos, gracias a lo cual permitirá luchar más eficazmente contra la biopiratería.

Se espera que, cuando entre en vigor el Protocolo de Nagoya, el Perú como país megadiverso y comúnmente proveedor de recursos genéticos, haga valer su legislación nacional de defensa de sus recursos genéticos en territorio de otros países usuarios que sean parte de este tratado. Ello ocurrirá debido a que formará parte de un mecanismo de colaboración internacional que hará cumplir los compromisos de distribución de beneficios por la utilización de los recursos genéticos y conocimientos tradicionales asociados, así como para resolver más eficazmente los casos de acceso indebido.

Anuncios