1vSegún la denuncia consignada en el portal Sustainable Pulse, cuya especialidad es publicar noticias sobre organismos genéticamente modificados, Estados Unidos suspendería la ayuda económica que asciende casi a 300 millones de dólares a El Salvador si se niega a adquirir semillas transgénicas a Monsanto. La mencionada ayuda sería retenida, pues, si El Salvador rechaza la referida compra a Monsanto, conocida proveedora de productos químicos para la agricultura.

De acuerdo al sitio web, el paquete de ayudas del denominado Millennium Challenge Corporation (Corporación del Reto del Milenio), que es un organismo de ayuda exterior estadounidense, bilateral e independiente, se suspendió a finales de 2013. Pero, poco después se dio a conocer que no entregaría esos fondos al país a menos que aceptara llevar a cabo una serie de reformas económicas y medioambientales. Y, al parecer, una de ellas estaba relacionada con la compra de semillas transgénicas en lugar de las no modificadas genéticamente de los agricultores locales.

Indignados por tal condicionamiento, múltiples personalidades y organizaciones ambientalistas están exigiendo que Estados Unidos retire sus demandas, a la vez que denuncian al país norteamericano por pretender beneficiar únicamente a la transnacional Monsanto.

Es el caso del presidente de la organización CESTA quien manifestó: “Si hay una corporación dañina en el planeta esta se llama Monsanto”, quien además añadió “es verdaderamente preocupante que EE.UU. esté queriendo promover eso”.

La información sobre el chantaje de Estados Unidos a El Salvador se conoce apenas tres meses después de que un equipo de investigadores sugiriera que una fatal enfermedad renal crónica de origen desconocido, que se ha detectado en países de Centroamérica, podría estar vinculada con el uso del herbicida Roundup de la empresa Monsanto.

Anuncios