BBMiles de indígenas realizaron, hoy 27 de mayo, una marcha en la capital Brasilia contra los intentos de parlamentarios brasileños de modificar la ley de distribución de sus tierras, enfrentándose a las fuerzas del orden que trataron de impedir violentamente la manifestación.

Sobreponiéndose a la acción represiva, los indígenas, procedentes de diferentes estados brasileños, llegaron hasta el Supremo Tribunal Federal, donde presentaron una querella contra los diputados Luíz Carlos Heinze y Alceu Moreira, a quienes acusaron de discriminar a los aborígenes.

Kleber Karipuna, representante de la Coordinación de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña, denunció que los mencionados diputados incitan al racismo y desprecian a la población indígena, realizando continuamente declaraciones segregacionistas, acusando incluso a los nativos de homosexuales.

Con los rostros pintados, vistiendo sus atuendos tradicionales y portando flechas y arcos, los nativos se pronunciaron contra las pretensiones del grupo de congresistas de modificar la actual legislación de distribución de sus tierras.

De igual manera, los indígenas apoyados por grupos sociales, se dirigieron hasta las proximidades del estadio Mané Garrincha, donde se realizarán siete partidos del Mundial de Fútbol. Esta protesta se registró cuando el trofeo de la Copa se encuentra en esta ciudad, tras recorrer una treintena de ciudades brasileñas.

Además de esta manifestación, se realizaron paros de actividades en las ciudades de Salvador, en Bahía, y en Sao Luis, en Maranhao.

Anuncios