0004La necrópolis de la tribu Miwok, que data de 4.500 años, ha sido arrasada para dar paso a la construcción de casas de lujo. Había unos 600 enterramientos humanos que contenían una gran variedad de herramientas, instrumentos musicales, materiales de caza, entre otros muchos objetos.

Según sostiene el especialista Dwight Simons “Fue un sitio de gran valor arqueológico que podría haber contenido más de un millón de huesos y fragmentos”. Era el mayor sitio indígena, el más rico y el mejor conservado en el área de la Bahía de San Francisco, según sostienen los científicos que realizaron investigaciones en dicho lugar.La necrópolis fue descubierta en 1907, pero su valor se desconocía hasta que la empresa constructora contrató a arqueólogos para estudiarlo antes de que comenzaran las obras.

Los representantes de la tribu decidieron extraer el contenido del sitio y enterrarlos en otro sitio para evitar que sean objetos de estudio debido a que la filosofía de la tribu es proteger sus recursos culturales y dejarlos como están, pero subrayan que el hecho de considerar el hallazgo como perteneciente al estado es “un punto de vista colonialista”.

Sin embargo el jefe de la tribu Greg Sarris, advirtió: “Nos ocuparemos nosotros de su preservación. Si decidimos que son objetos sagrados, los volveremos a enterrar porque en nuestra tradición aquellos artefactos […] se entierran con la persona que muere.

Anuncios