MEDIO AMBIENTE

MÉXICO: GAS DE ESQUISTO Y SISMOS VAN DE LA MANO

Deja un comentario

00000000000000005Cada vez, con más frecuencia, los expertos vinculan los movimientos sísmicos, ocurridos el año 2013 sobre todo en los estados norteños de Tamaulipas y de Nuevo León, con la exploración y explotación de gas en las cuencas gasíferas de Burgos y Eagle Ford que es compartida, esta última, con Texas (EE.UU.).

Son los científicos quienes están alertando que la explotación a gran escala del gas depositado en rocas de esquisto, y que proyecta la estatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), lo que va a agudizar la sismicidad del norte mexicano.

El método de la “fractura hidráulica”, más conocido como “fracking”, consiste en extraer el gas de las rocas de esquisto, pizarra o arcilla compacta, donde está embolsado, mediante su rompimiento horizontal a gran profundidad.Y este es el método que recusa el investigador Ruperto de la Garza por cuanto sus estudios han concluido en identificar un nexo entre los movimientos telúricos y la fractura hidráulica o “fracking”, por cuanto el resultado final es la dislocación de la estructura geológica para permitir que, al pulverizarse, el gas atrapado se pueda escapar, detalla De la Garza, que pertenece a la consultora Gestoría Ambiental y de Riesgos.

Luego de trazar un exhaustivo mapeo de los movimientos sísmicos, ocurridos el 2013 y de las áreas gasíferas de prospección o de perforación comercial, De la Garza dio a conocer el resultado de su trabajo científico que determina que existe coincidencia entre ambas actividades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s