COSTA RICA: MILLONARIAS PÉRDIDAS POR CAMBIO CLIMÁTICO

0004Según una reciente información de la Secretaría Ejecutiva de Planificación Sectorial del Ministerio de Agricultura y Ganadería de Costa Rica, el cambio climático ha causado millonarias pérdidas a Costa Rica del orden de unos 710 millones de dólares entre el 2005 al 2011.

De acuerdo a los análisis de la Academia de Economistas de Centroamérica las provincias costarricenses que más daños han sufrido han sido Puntarenas, San José y Guanacaste, siendo Puntarenas la más afectada con 367 millones de dólares en pérdidas en infraestructura y 118 millones de afectación en el sector agropecuario. Sigue leyendo “COSTA RICA: MILLONARIAS PÉRDIDAS POR CAMBIO CLIMÁTICO”

EEUU: VIDA DE INDÍGENAS PELIGRA POR VERTEDERO NUCLEAR

gftEn Hanford Site, en el Condado de Benton, en la zona centro-sur del estado de Washington, EEUU, se estableció en 1943, durante la Segunda Guerra Mundial, el Proyecto Manhattan con el fin de proporcionar el plutonio necesario para el desarrollo de las armas nucleares. Hoy es el lugar más contaminado de Estados Unidos.

Esta situación, que de por sí es muy delicada, a hecho que los políticos y funcionarios del Departamento de Energía de Estados Unidos discutan cómo advertir a las generaciones que vivirán dentro de 125 mil años de la basura radiactiva de Hanford.

Frente a tal “preocupación”, el nativo Russel Jim de 78 años que forma parte del pueblo yakama, respondió: “Yo les diré cómo. Hemos estado aquí desde el inicio de los tiempos, así que también estaremos para entonces”.

La reserva, situada en el sudeste del estado de Washington, tiene cerca a 500 mil hectáreas, 10 mil integrantes de tribus reconocidas y unos 12 mil caballos salvajes vagando por las desiertas estepas.

Es lo que queda de un territorio que en 1855 los yakamas tuvieron que ceder por la fuerza al gobierno estadounidense, y está a solo 32 kilómetros del complejo nuclear de Hanford.

En Hanford se produjo el plutonio de la bomba atómica que Estados Unidos arrojó sobre la ciudad japonesa de Nagasaki en 1945. Llegó a tener nueve reactores y cinco grandes complejos para procesar ese metal pesado. Hoy está casi totalmente desmantelado. Pero sigue conteniendo y filtrando radiactividad muy dañina.

Los yakamas bien saben que están librando una larga lucha para que se cumplan las promesas de retirar la basura radiactiva por el bien del estado de Washington y de las tribus.