04Ayer 15 de noviembre al culminar la V Cumbre Continental de los Pueblos Indígenas del Abya Yala, realizada en Cauca (Colombia), se suscribió la Declaración de La María Piendamo en la que se condena el irracional modelo capitalista neoliberal que viene destruyendo a la Madre Naturaleza.

La característica más relevante de la Cumbre fue la unanimidad, de todos los asistentes, en destacar y asumir el modelo del Buen Vivir como una alternativa desde los pueblos indígenas para toda la humanidad. Por ello se asumió el compromiso de “construir planes de vida y Buen Vivir en cada uno de nuestros pueblos y nacionalidades”.

A los Estados se demandó “dar un salto post-neoliberal de los Estados capitalistas, verticalistas, neoliberales” y reconocer e implementar Estados Plurinacionales. También se les exige que desarrollen políticas públicas “que reconozcan la diversidad, la autonomía y la libre determinación, y se declare a la Madre Tierra y el agua y todos los demás elementos del territorio como seres vivos y sujetos de derecho”.

Otro compromiso está referido a “continuar y radicalizar las acciones de lucha en defensa y recuperación de los territorios despojados por medidas y actividades extractivas, los conflictos armados y megaproyectos”.

La declaración de la Cumbre reconoció “el rol activo y decisivo de la mujer en la resistencia al extractivismo y garantizar su participación con poder de decisión en el ejercicio de la libre determinación de los pueblos”.

Anuncios