cantovi001Miles de personas ocuparon la céntrica Avenida Paulista pidiendo la cancelación de las licitaciones de petróleo, la privatización de las hidroeléctricas y la aprobación de la Política Nacional de las Poblaciones Damnificadas por Represas. Exigen que las usinas deben ser patrimonio público y deben estar bajo el control del Estado a fin de que los precios de la energía pagados por el consumidor residencial sean menores que los actuales.

Anuncios