Cimacant Según un informe de la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA), el 70% de todos los estudios científicos sobre la Amazonía son producidos por Estados Unidos, países de la Unión Europea (UE) y otros ajenos a la región.

Casi, pues, todo el conocimiento y la información científica que existe, sobre la Amazonía, son producidos por países ajenos a la región; realidad que la OTCA está dispuesta a cambiar.

Al respecto, el diplomático surinamés Robby Ramlakhan, secretario general de la OTCA, que está formada por Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Perú, Surinam y Venezuela, dijo: “Es una gran deficiencia que se debe solventar, pues sabemos de la Amazonía desde el punto de vista y los intereses de ellos”.

Del 30% restante, la mayoría de estudios científicos es producida en Brasil, pero en grandes centros urbanos distantes de la región amazónica, donde se asientan instituciones científicas que son responsables solo del 3% de los estudios sobre el llamado “pulmón del planeta”.

En consecuencia, esa generación de conocimiento en los países más desarrollados favorece a grandes laboratorios trasnacionales, que se valen de esa información para patentar productos basados en las propiedades de la flora amazónica, que son obtenidos con comunidades locales que no obtienen nada a cambio.

Anuncios