FOTO B En cuanto a la adopción de energías limpias Nicaragua ocupa el segundo lugar en América Latina. Esto es gracias a la política estatal asumida, pero también al financiamiento de organismos internacionales y la cooperación para el desarrollo que permiten reducir radicalmente la dependencia del petróleo.

Anuncios