FOTO BLa cámara alta del Parlamento alemán, al aprobar la ley para pruebas genéticas de embriones concebidos in vitro, provocó la rápida reacción en contra por parte de la Iglesia Católica y de organizaciones como la de los discapacitados quienes consideran que es una concepción de “bebés de diseño”.

Anuncios