FOTO A La sangre del oso panda es un poderoso antibiótico y podría ser la base para una nueva generación antibacteriana que ataque superbacterias resistentes a los fármacos. Evitaría la aparición de “muchas enfermedades” según lo descubierto por los científicos de la Universidad Agrícola de Nanjing (China).

Anuncios