FOTO DDebido al uso de leña para la calefacción se ha triplicado la contaminación en Grecia. El aire se ha vuelto irrespirable en sus principales ciudades debido a que siempre sus chimeneas emiten, al medio ambiente,  dióxido de azufre o monóxido de carbono que llevarían consigo hidrocarburos cancerígenos.

Anuncios