FOTO BSalvado el último escollo, luego de 23 años de experimentos, el salmón transgénico está listo para quienes se arriesguen a consumirlo. La Agencia de Alimentación de EE.UU. dice que esta especie, que crece el doble de rápido que el salvaje, gracias a la ingeniería genética, “no afecta al medio ambiente”. Increíble afirmación.

Anuncios