FOTO DCientíficos alemanes a bordo del buque de investigación “Sonne” están explorando las profundidades del Pacífico, frente a las costas de Nueva Zelanda, a fin de explotar las grandes reservas de energía que se encuentran en forma de hidrato de metano. Las cavidades dejadas servirían como depósitos de CO2.

Anuncios