Nueva Zelanda se unió a Australia en la demanda ante la Corte Internacional de Justicia contra Japón por la caza de ballenas en el océano Antártico, porque toda persuasión a Japón, para que no prosiga depredando, fracasó. Japón, Noruega e Islandia son los únicos países del mundo que cazan ballenas.

Anuncios