Crece especulación

Mercaderes disparan precios de alimentos

Pobres invierten casi todos sus ingresos en comida

En julio último el precio mundial de los alimentos registró un repentino y alarmante incremento del 10%. Pero, luego de tres meses de relativa calma,  lamentablemente las cosas no han mejorado. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en setiembre pasado los precios volvieron a subir, esta vez, un 1,4%.

¿A qué se debe este fenómeno si no existen problemas a nivel de oferta y demanda? Los expertos dicen que, ni los factores climáticos que afectarían la oferta (sequías, por ejemplo), ni un súbito aumento de la demanda (por parte de China e India) explican esta disparada de los precios.

Todo indica, pues, que la razón la encontraremos en la febril actividad de los especuladores que, controlando a través de sus inversiones financiero-especulativas un 12% del mercado en 1966, hoy ya controlan más del 60% de los mercados de alimentos mundialmente.

Según la organización internacional World Development Movement en el corazón de la especulación se encuentran grandes organizaciones de la banca como Goldman Sachs, Morgan Stanley, Barclays, Citibank, Deutsche Bank, HSBC y JP Morgan.

La pobreza castiga más a los niños.

En un país desarrollado los alimentos representan entre 10% y 15% del gasto de un hogar. En los sectores pobres de un país en desarrollo, el gasto se dispara: se lleva entre el 50% y 90% de sus ingresos.

Anuncios